no esperar nada de nadie

Deja tu comentario

no esperar nada de nadie. Frases e imágenes para compartir.

 no esperar nada de nadie. Frases e imágenes para compartir. 

Quizás también te interese:



    Una enfermera mientras lleva en la camilla al paciente, camino
    del quirofano:
    -Pero por que tiembla usted tanto?
    -Es que he oido que la otra enfermera decia que la operacion de
    apendicitis es muy sencilla y que no habia por que estar nervioso y que
    todo iba a salir bien.
    -Pues claro, todo eso se lo dijo para tranquilizarle porque
    es verdad.
    -No, no, si es que no me lo decia a mi, sino al cirujano!




    Esto es una pareja que llevan poco casados, quiero decir que el
    marido acaba de sentar la cabeza.
    - Mariano, tengo un antojo de caracoles, por que no te bajas a la
    pescaderia a comprarme unos cuantos?
    - Que antojo ni que niño muerto, si no estas embarazada!
    - Por fa... Marianin...
    Y el tal Mariano, sabiendo lo que le espera (o mejor dicho, lo que
    no le espera) esa noche si no va, accede diciendo entre dientes
    - Cagu"en!
    - Y vuelvete en seguida Mariano, que te conozco.
    - Descuida Maria, en cinco minutos estoy aqui.
    El tal Mariano no encuentra la pescaderia abierta, asi que se va
    al bar a ver si le venden una racioncilla, alli le venden los caracoles y
    se encuentra con Pepe, Venancio y Bartolo, sus antiguos compañeros de
    correrias:
    - Hombre Mariano!
    - Que pasa! Cuanto tiempo!
    - Manuel (al camarero) pon 4 cañas.
    - No, no, que sean tres, que es que mi mujer me esta esperando
    para que le lleve estos caracoles y...
    - Jo, tio, como has cambiado!.
    - Es que tengo mucha prisa, porque mi mujer me espera...
    - Venga hombre, y le haces ahora el feo al Manuel que tiene que
    tirar una caña. Hace un huevo que no nos vemos y solo nos dices adios,
    jo tio, como has cambiadao!
    - Bueno, una cañita nada mas...
    Cuando casi se la han bebido:
    - Anda, mira!, si viene el Nacho por ahi!.
    - Manuel, pon otra ronda!
    - Pero yo me voy que mi mujer me puede matar.
    - Que triste, tio, como has cambiado! ni siquiera vas a saludar al
    Nacho, con todas las juergas que nos hemos pasado.
    - Bueno, pero solo saludarle.
    Al final se toman otra ronda, otra y otra, cogen un colocon que te
    pasas, se van a todas las fiestas de los pueblos en un radio de 50 km y al
    cabo de tres dias le dejan al Mariano y a sus caracoles a la puerta de casa.
    El Mariano no sabe que hacer hasta que se le ocurre una idea, sube a su
    piso, pone a los caracoles en la escalera y llama a su puerta. Cuando abre
    su mujer, le dice a los caracoles:
    - Venga, vamos! otro escalon! que ya es el ultimo!