no tengo tiempo para odiar

Deja tu comentario

Frases de optimismo

Frases de optimismo
no tengo tiempo para odiar

Quizás también te interese:



    Son dos viejos amigos que estan bebiendo en un bar. Ya llevan
    alguna copa de mas, y estan "un poco" contentos.
    - Pues mira, somos tan buenos amigos que ni siquiera me importaria
    compartir contigo mi mujer.
    - Eso habria que verlo.
    - Que si, que si, venga, vamos a mi casa y nos acostamos los tres.
    - Oye, pero... a tu mujer no le importara ?
    - No, hombre, no, pero si tu eres mi amigo, que le va a importar !
    Total, que van a la casa.
    - Mari !! Mari !!
    Pero no se oye nada.
    - Maria, ven aqui, mira quien ha venido !
    Pero la Mari no contesta.
    - Oye, parece que mi mujer no esta en casa. Que te parece si vamos a
    tu casa y nos acostamos con tu mujer ?




    Un hombre en un estado realmente lastimoso y con una cara muy triste
    se encuentra con un viejo amigo suyo en la calle.
    - Pero Pepe, que te ha pasado ? Has tenido un accidente ? Estas que
    da pena verte !
    - Pues mira... es que soy alcoholico... y cuando llego a casa
    borracho mi mujer me pega. Ademas, mis vecinos ya conocen la historia, y se
    rien de mi; mis amigos no me quieren hablar, y mis hijos se avergu"enzan de
    mi, asi que cada vez bebo mas, y la cosa esta cada vez peor, no se que hacer.
    - Ah, pues me alegro de haberte encontrado, porque conozco la
    solucion. Lo que tienes que hacer cuando tu mujer te pegue es bajar la
    persiana para que tus vecinos no vean lo que esta pasando, y gritar como si
    fueses tu quien la pegase a ella, y de esta manera todo el mundo te volvera
    a respetar.
    - Oye, que buen amigo eres, a pesar de los años que han pasado.
    Vamos a celebrar este encuentro tomando unas copas.
    Total, que esa misma noche llega a su casa con un ciego increible,
    batiendo su record. Apenas ha entrado en el piso, su mujer empieza a
    gritarle, pero el ya esta preparado.
    - Borracho ! Que verguenza ! Otra vez !
    - Calla, so guarra ! Que te has creido ? Que me puedes insultar en mi
    casa, o que ? Cierra tu asquerosa boca !
    En esto que va corriendo a cerrar la persiana, pero la mujer esta
    incluso mas cabreada que de costumbre porque la ha contestado, asi que
    cuando esta al lado de la ventana le pega una bofetada tan gorda que lo tira
    a traves del marco, atravesando la persiana y el cristal de la ventana; pero
    el marido, pensando en lo que le ha dicho su amigo, grita mientras va cayendo
    a la calle :
    - Y ahora me voy de copas con mis amigos !